Viva la Vinotinto

El día de hoy fue un día muy especial. No solo por ser el cumpleaños de mi madre pero por haber tenido la oportunidad de ir a ver el juego de la Copa América, Brasil – Venezuela. Cabe destacar que había buscado entradas desde hace algún tiempo pero todo estaba agotado y lo revendido estaba súper costoso.

Cuando me desperté en la mañana me encontré con Cecilia para desayunar e ir a La Plata donde iba a ser el juego. Mis expectativas eran de ir al estadio, tomarme unas fotos y ver el juego en un bar en la ciudad.

Mientras tomábamos el tren y hablamos con los otros Venezolanos y brasileros que estaban en el tren, las emociones y ganas de estar en el juego empezaron a contagiarme. Hablando con una maracucha que conocimos en el tren, me entero que es la prima de la prima de mi primo .. Es muy enredado pero demasiada causalidad o el mundo es muy pequeño. Ella tenia planeado conseguir boletos revendidos, y no duro mucho en hacerme cambiar de idea.

Yo tenia planeado de no gastar mas de $50 USD por boletos pero cuando llegamos no bajaban de $100 las entradas generales. Al final decidimos esperar hasta que el juego empezara y ver si bajaban las entradas. De pronto alguien nos llego diciendo que unos periodistas estaban regalando entradas. Yo realmente no lo creí pero igual no perdíamos nada preguntando.

Para nuestra sorpresa no era ningún cuento. Nos regalaron las 3 entradas numeradas y aunque llegamos 10 minutos tarde y me hubiese gustado oír mi himno nacional, tuvimos la oportunidad de disfrutar un buen partido, empatar a Brasil, el cual es un gran equipo, y conocer el estadio de La Plata que es bellísimo y uno de los mas moderno de Latinoamérica. Y por ultimo sentir la energía de todas las personas que estaban apoyando a ambos equipos!!!!

Hoy reafirme que el que persevera vence pero con mucha paciencia..

0-0