Mi Cuarto Trimestre

Hace poco me preguntaron como me estaba yendo en mi cuarto trimestre y la verdad no lo había contemplado de esta manera. Pero en realidad luego del parto, tu vives un trimestre lleno de emociones como una montaña rusa por muchas razones: primero tienes un bebé recién nacido que no sabes que hacer, “literal”. Por más que te prepares nada puede prepararte a la realidad de traer un bebé recién nacido a la casa. Segundo, las hormonas están haciendo de las suyas lo cual implica cambios de emociones muy drásticos que nadie entiende y tercero el huracán “Irma” me genero un stress que hasta mastitis me dio.

 

Fotos: The Memory Land

Como escribí anteriormente nada te prepara para ese momento en que te quedas sola con el bebé y ya no hay enfermera ni tu mama que te ayude. No me puedo quejar porque Francesca ha sido una niña bien portada que le gusta su leche materna, sea por tetero o por la teta de igual manera la disfruta (Ver post acerca de mi experiencia lactando) y no ha sido tan llorona. Las primeras semanas la bebé fue muy dormilona y había que despertarla para comer. Entre las 4 y 8 semanas creo que fueron las más terribles en cuestión de llanto. Tenía fija una hora a las 6pm que lloraba y lloraba y no sabíamos por que. Muchos de los libros que leí dicen que son cólicos, ya que el bebé tiene un sistema digestivo inmaduro y que después del segundo mes las cosas mejoran. En realidad si mejoran, igual en el día tiene su hora fastidiosa pero es normal.

DSC07029

img_7081Una de las cosas que nosotros como padres hicimos fue establecer rutinas, yo me leí el libro “12 hours of sleep by 12 weeks” y me ayudo mucho a lo que establecimos. Al principio no fue fácil pero poco a poco hicimos un horario que nos ayudaba a estar un poco más preparados y hacer un tiempo (si todo salía bien) para nosotros. Yo, por las primeras 3 semanas de vida, le di solo teta y fue duro porque nadie te puede ayudar y es algo que solo haces tu cada 2-3 horas. Decidí introducir el tetero porque sabía que al final cuando empezara a trabajar, o tenía que salir, alguien pudiera ayudarme dandole tetero y la consultora de lactancia me recomendó hacerlo a las 3-4 semanas. Asi que apartir de ahi fue mixto entre teta y tetero, siempre con mi leche materna.

IMG_6512

Hoy a los 3 meses podemos decir que Francesca ha reaccionado muy bien a las rutinas, come cada 4 horas y la última toma es a las 7pm y la próxima a las 7am. Aun se despierta de noche y estamos trabajando para que aprenda a tranquilizarse sola y siga durmiendo pero es un proceso. A veces le damos 2oz de tetero si no se tranquiliza pero últimamente no lo hemos hecho. Otra táctica que usamos que nos ha ayudado mucho para que duerma toda la noche es el swaddle, pero eventualmente tenemos que quitársela, especialmente cuando empiece a voltearse.

Por otro lado mi estado emocional estuvo muy inestable especialmente los primeros dos meses. Tenía muchas inseguridades como mamá, no dormía lo suficiente y cualquier cosa me daba por llorar. Lo que he aprendido y sigo trabajando es que todos los bebes son diferentes y uno debe seguir sus instintos. Mucha gente opina como deben ser las cosas, pero mi lema es oír y tomar lo que siento que me pueda funcionar y lo que no, lo ignoro. Aunque les voy hacer sincera es difícil ignorar, pero uno tiene que convencerse que está tomando la mejor decisión no solo por el bebe sino por el bienestar familiar. Al final del día la rutina y estilo de vida debe cuadrar con el nuestro para vivir en armonía.

Mis una y mas caras de trasnocho, cansancio y todo junto

 

 

img_6418

1 Semana post-partum

Creo que todos pasamos por la parte emocional de todo este proceso y doy gracias a Dios por haber tenido un soporte a mi lado que me dio apoyo y no me juzgo por mis inesperadas reacciones, sino que trato de ayudar lo mas que podía. Otra cosa que también me afecto fue mi nuevo cuerpo. Realmente es una presión social que la gente te pregunta, y si eres como yo que aun no he llegado a mi peso pre-parto, entonces te dicen comentarios como “algunas personas le toma más tiempo que otra”. Aún no se si es realista pensar tener el mismo cuerpo pre-parto, creo que es un cuerpo diferente que se preparó para dar a luz a un bebe y tomará otras formas que también serán bellas. Ese trabajo de la mente es algo que sigo trabajando y se que cuando me siento bien mentalmente soy la mujer maravilla y eso es el mejor sentimiento.

Aparte de todo lo que estaba viviendo que ya era una locura porque estamos aprendiendo y acoplándonos a todo, en la tercera semana vino el huracán Irma que se pronosticaba que iba a acabar con el sur de la Florida. Nosotros basados en los pronósticos iniciales que iba irse a la costa este decidimos irnos a Tampa. Como era la primera vez que viajábamos con Francesca nos llevamos todo lo que necesitamos y no. No voy a exagerar cuando digo que no cabía absolutamente nada en la camioneta. Nosotros salimos a Tampa el Miércoles 6 de septiembre pero estaba pronosticado que iba a llegar el Sábado. No tuvimos mucho tráfico y nos quedamos en casa de mis amigos Angela y Rob en Tampa. Dentro de todo estuvimos super cómodos en Tampa pero nuestra sorpresa fue que el viernes pronosticaron que se iba a ir a Tampa así que el sábado en la mañana volvimos a salir a Orlando a casa de mi prima para escapar del huracán. En resumen no paso nada mayor pero si me preocupe muchísimo y tuve mucha ansiedad. Nos quedamos sin luz por 24 horas y tuve que aprender a sacarme leche con la bomba manual, al final del viaje me dio mastitis, que me tumbo en una cama con fiebre a 40C y al día siguiente tuve que ir a emergencia para que me dieran antibióticos.

 

Para cerrar este capitulo, realmente me siento mucho mas cómoda con todo lo que tiene que ver del bebé incluyendo la lactancia. Esto por ende me hace sentir mucho más segura como mamá y sé que estoy haciendo todo lo mejor que yo pueda para ella aunque se que todos los días se presentan nuevos retos y aprendizajes pero de esto se trata la vida.

img_8180

El próximo reto que tengo es quitarle el swaddle a Francesca para dormir y trabajar las siestas.. Les ire contando.